Sábado, 04 Abril 2020 06:22 Escrito por EDUARDO ARGIRO CUARTAS ROLDÁN
Valora este artículo
(0 votos)

Se olvidaron de la historia virus gripal – pandemia mortal 1918-2020


El virus de la gripe ha sido y continuará siendo una constante amenaza de pandemia con un elevado nivel de riesgo poblacional.

 Probablemente, la peor de todas tuvo lugar en 1918 con la llamada pandemia de gripa española, en la que un nuevo virus de gripe A (H1N1) se propagó rápidamente en tres olas pandémicas entre 1918 – 1919 y mató más de 50 millones de personas, una cifra superior al número de muertes asociadas con la primera guerra mundial.

Un siglo después de la gripe española es un claro recordatorio del impacto en la salud pública que este patógeno sigue ejerciendo sobre la población mundial.(fragmento tomado de la publicación de Tomas Pumorola, Andrés Antón del servicio de microbiología Hospital universitario de Voll d Hebrón y la Universidad Autónoma de Barcelona).

Mientras en la actualidad, nuestra sociedad es prácticamente sometida por los gobiernos locales y hasta del orden nacional, a entrar en cuarentena con el propósito de salvaguardarles sus vidas y evitar la propagación, la ignorancia de sus habitantes, sobre el asunto que los aísla, no logrando entender el verdadero problema pandémico con el que apenas comienzan.

Por otro lado, el presidente y el cuerpo de gobernantes, buscan afanosamente los auxilios económicos desde todas las esferas posibles, donde no se afecte la macroeconomía nacional ni se toquen las finanzas locales hasta donde el avance pandémico les permitan sostenerlas,
escasean los alimentos y productos de mano de obra tecnificada, por el asunto del aislamiento de las familias, por un lado y en el otro la poca fluidez de las economías locales, hacen que comiencen a colapsar importantes medios de sostenibilidad financiera, perdiendo la primera línea de economías sostenibles, de la oferta y la demanda.

Mientras que sucumben frente al el equilibrio de aceleración del dólar y los modelos macroeconómicos mundiales colapsen ante una sociedad que es catapultada por el avance pandémico del que menos se ocupan hasta el momento, según lo demuestran algunos de sus gobernantes.

Hoy estamos llamados a generar una conciencia ciudadana en lo que se refiere a temas de convivencia y de supervivencia, siendo este el principal factor del que se deben ocupar la totalidad de las familias.

Es indiscutible que la falta de conocimiento de nuestra historia , 100 años después de la fiebre española y hoy después de un siglo estemos inmersos en una crisis pandémica de similar o peores consecuencias, de las que indudablemente transformarán nuestro modelo de vida a la que cotidianamente estuvimos acostumbrados a vivir y de la cual con mucha dificultad muchos podamos superar ya que a esto se deben añadir todos los males sociales que no logramos asimilar con la inteligencia del caso, por emociones y tristezas  en las que posiblemente puede caer hasta el más intelectual , por la debilidad de su economía, el encierro, la convivencia. el dolor de sus muertos o el ausentismo de un mundo que hasta hoy, aparentemente fue el mejor.

El mundo entero no acepta inclinar la cabeza al cumplimiento apocalíptico ¨por lo cual un día vendrán sus plagas, muertos, llantos y hambre, y será quemada con fuego, porque el Señor Dios es fuerte, que le juzgara. (Tomada de la sagrada escritura 1569).

Finalmente, la sociedad quedará inmersa en la transformación general, de un estado lleno de cosas que de manera obligada debemos cambiar a medida que el cambio las cambia, digo yo.

Visto 543 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.