Lunes, 30 Marzo 2020 22:44 Escrito por MIGUEL RODRIGUEZ HORTUA :miguel.rh12@hotmail.com
Valora este artículo
(0 votos)

Incertidumbre mundial

 

Los gobiernos y la ciencia mundial realizan grandes esfuerzos por detener la pandemia del covid 19, que silenciosamente se mueve por todas partes, convirtiéndose en amenaza para: grandes y chicos, pobres  y ricos. No hay un solo lugar en el mundo que se pueda elegir como seguro. O persona alguna que pueda decir que está blindada ante la amenaza de contagio.

No hay respuestas ante las preguntas formuladas por la prensa internacional, en el sentido de: ¿Cómo o cuando se volverá a la vida normal? ¿Sí el virus es repetitivo? ¿Cuál será su impacto en la economía mundial? y la pregunta de oro, que puede resolver la crisis sanitaria y económica mundial: ¿Cuándo la ciencia podrá poner al servicio de la humanad la vacuna contra el covid 19? Son preguntas sin respuesta alguna de la ciencia en el mundo. Es como sí estuviésemos perdidos en un mar tormentoso en medio de la oscuridad de la noche, con olas amenazantes, en donde la única esperanza es un faro.

Nuestros médicos, médicas, enfermeras y enfermeros y personal administrativo de la salud, que además de exponerse al contagio del virus, laboran  en jornadas largas y extenuantes, son en realidad nuestros verdaderos héroes. Y gracias a nuestros campesinos que en medio de circunstancias adversas producen alimentos, para que el 70% de las personas que hoy vivimos en las zonas urbanas podamos adquirir alimentos básicos de la canasta familiar.

La angustia e incertidumbre de la humanidad se acrecienta en especial entre: micro, pequeños y medianos empresarios, que con inmensa tristeza miran como su negocio de comercio, industria, transporte y rebusque diario se diluye aceleradamente, a raíz del confinamiento preventivo obligatorio, que rompe las diferentes cadenas productivas, que a diario generaban la gran rotación monetaria y el empleo, dejando a cientos de millones de familias sin ingreso económico, que a la vez nos arrastrará hacia los más altos índices de pobreza y desempleo mundial.

La inmensa mayoría de personas en Colombia se refugian en sitios, que a su juicio son seguros para evitar el contagio. Sus hijos y demás familia, son su prioridad. Hoy difícilmente habrá personas pensando en carnavales, paseos turísticos o en compra de elementos suntuosos. Estamos en tránsito hacia una sociedad diferente en donde lo espiritual y humano cobra relevancia, por encima de los egos.

La disciplina y la responsabilidad de cada persona en el mundo, lo convierte en ese gran patriota, entre los miles de millones, que derrotaremos al peligroso: Covid 19.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 726 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.