Miércoles, 28 Marzo 2018 00:00 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 

En un país como el nuestro en donde no prima la honradez, la sensatez, la seriedad, en el que se impone en la práctica: el atajo, la trampa, la marrulla para sacar ventaja, sin importar a quien hay que tumbar, engañar o sobornar. ¿Será que podemos creer en encuestas?

Las encuestas de opinión han alcanzado un alto posicionamiento en las sociedades modernas. El método de encuestar se ha constituido en un recurso indispensable para las diferentes actividades sociales. Regularmente son difundidas por medios de comunicación, y las redes sociales que hoy juegan un papelón, sí de difundir verdades o mentiras se trata.

Los políticos utilizan el medio de las encuestas para preparar decisiones y para saber su grado de aceptación en la opinión pública. Los lectores y quienes se informan a través de: radio, televisión, prensa escrita y redes sociales, diariamente se ven invadidos de encuestas sobre diversos temas, propios de una sociedad en evolución que se esfuerza por saber que está pensando el común de la gente, en cuanto a su actividad comercial, imagen, intención política en favor o en contra de quienes aspiran a ganarse los votos para ser elegidos popularmente, para dirigir el país desde lo pequeño hasta lo más alto.

En Colombia las encuestadoras van de la mano de la gran prensa nacional, cuyo objetivo no es brindar una información veraz, basada en hechos reales, sino defender los intereses económicos y políticos representados en las transnacionales y sus monopolios que se adueñaron de las empresas exportadoras e importadoras y del sector financiero, esclavizando al país y a su gente con la usura e imposición de productos y precios especulativos con la anuencia de la derecha política corrupta enraizada en el poder desde hace más de 100 años, administrando y legislando en favor del gran capital.

Lo grave para este país no es solamente que una minoría maneje la economía nacional, es que nos quiera imponer desde alcaldes, gobernadores, senadores representantes y Presidente de Colombia, luego los magistrados de las altas cortes y los órganos de control fiscal, penal y administrativo, manipulando la opinión social a través de sus encuestadoras, con su gran prensa como caja de resonancia, diseñando fichas “técnicas” con preguntas que infunden miedo, con respuesta inducida, ejemplo: ¿Usted votaría por el candidato presidencial que le entregó el país a las Farc en la Habana? ¿Usted votaría para que Colombia se convierta en otra Venezuela?

  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 417 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.