Domingo, 05 Noviembre 2017 00:00 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

En el Huila cinco familias durante décadas se han adueñado del 90% de los cargos públicos y de los contratos derivados del sector oficial. Su principal estrategia para dominar el poder regional, ha sido quedarse cada cuatro años, al precio que sea, con las cuatro curules de Cámara y como mínimo con otras cuatro de Senado.

Han sido muchos años de reinados de unos pocos con votos de muchos. Han pasado muchos años de oportunidades y de grandes recursos económicos para nuestro departamento, que han pasado por las arcas oficiales direccionados para los mismos de siempre, en donde no vale la experiencia, ni el nivel académico y menos ser del Huila; solamente vale sí se es del combo, del Senador, del Representante, del gamonal o del gobernante de turno.

Pero no hay mal que dure cien años ni pueblo que lo resista. Ese poder hegemónico y nepotista está llegando al lóbrego atardecer, mejor dicho a su fin. Nuestros campesinos de hoy no son los mismos iletrados de hace 30 años. Algo muy importante que hay que reconocerle al campesino contemporáneo es el esfuerzo por educar a sus hijos, para que no se dejen engañar del primer lambón o lambona que llegue a su territorio, y para que pueda competir en los escenarios en donde hoy se toman las grandes decisiones.

Ejemplo: Argemiro Burbano Ortiz líder campesino del Municipio de Isnos. Argemiro es un economista que pasó de ser líder panelero y frutícola a ser el presidente de la confederación de ganaderos de Colombia (Confegan), además a hacer parte de la mesa nacional de la economía solidaria. Octavio Oliveros Collazos, cafetero y abogado, ha protagonizado una incansable lucha por las reivindicaciones sociales y económicas del gremio cafetero en el Huila. Oliveros es un líder popular huilense de alto reconocimiento social, por sus grandes cualidades profesionales y humanas.

Argemiro y Octavio son dos líderes con costumbres y acento campechano, con habilidades únicas: Ser profesionales y ser campesinos que significa competitivamente tener doble inteligencia. Lo más seguro es que estos dos líderes huilenses hagan equipo para ganar una curul de Senado y una de Cámara. Su aval está listo en el Verde.

Las condiciones están dadas. Los buenos y malos liderazgos están en contexto público. Los huilenses en sus 37 municipios queremos apostar al cambio, pero con liderazgos reales, con trayectoria en causas sociales certificadas, como: Argemiro y Octavio.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Envíe su opinión, su comentario

Visto 362 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.