Viernes, 16 Octubre 2020 00:46 Escrito por MILLER EDUARDO CORTES - Comunicaciones CAM
Valora este artículo
(0 votos)

Registrada fauna silvestre en zonas agrícolas de la Serranía de Peñas Blancas

En los registros se pueden observar especies como monos, guaras, ardillas, perro de monte, guacharacas, mirlas y gorriones, entre otras. Estas zonas productivas interconectan los relictos de bosque que se constituyen en el hábitat natural de los especímenes.

El registro de una importante diversidad de especies de mamíferos y aves fue captado mediante la técnica de fototrampeo en zonas productivas del Distrito Regional de Manejo Integrado Serranía de Peñas Blancas. Esta zona es considerada fuente de alimento y un corredor biológico entre parches de bosque del sur del Huila.

En los registros, obtenidos por Grupo de Monitoreo Comunitario Ecosan en zona rural del municipio de Acevedo, se pueden observar monos, guaras, ardillas, perro de monte, guacharacas, mirlas y gorriones, entre otras especies, que se alimentan de los frutos de cultivos agrícolas que caen al suelo y proveen de este importante recurso para la fauna silvestre.

Katherine Arenas, Bióloga de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM indicó que las zonas con vocación agropecuaria son evidentemente importantes por ser la base de la economía de la comunidad huilense, pero además son de gran valor para las especies silvestres que utilizan estas áreas como fuente de alimento y zonas de paso que interconectan los relictos de bosque.

La seranía

La Serranía de Peñas Blancas hace parte del conjunto de áreas protegidas del departamento del Huila, el cual se ha constituido en una de las principales herramientas para la conservación de la diversidad biológica, y para garantizar la continuidad de procesos ecológicos, por esta razón, el registro de especies silvestres es un instrumento priorizado para la toma de decisiones que contribuya al mantenimiento de la funcionalidad ecosistémica.

Sin embargo, en la búsqueda por minimizar los impactos causados al ecosistema, las comunidades han implementado y desarrollado diferentes estrategias de conservación, permitiendo una convivencia eficaz con el entorno.

Grupo de monitoreo

Un claro ejemplo de ello es la consolidación del grupo de monitoreo comunitario Ecosan en el municipio de Acevedo, quienes a través del fototrampeo, sus integrantes buscan conocer la riqueza natural con la que cohabitan y realizar así un inventario de las especies silvestres que están presentes en el Distrito Regional de Manejo Integrado Serranía de Peñas Blancas.

En esta área protegida cuyos suelos en parte están destinados a la productividad agropecuaria, se ha logrado identificar especies silvestres como el guara (Dasyprocta puntacta), la ardilla colorada (Notosciurus granatensis), el mono ardilla (Saimiri sciureus), entre otros, que se registran en este lugar dada la disponibilidad del recurso para su alimentación y porque permite la movilidad entre fragmentos de bosques primarios y secundarios, donde la ocurrencia de reproducción permite mantener el crecimiento poblacional de las especies silvestres.

Carlos Vargas, agricultor de Acevedo y representante del Grupo de monitoreo Ecosan, asegura que para la comunidad es muy importante no afectar la fauna silvestre en el desarrollo de sus actividades agropecuarias, por eso decidieron cultivar paralelamente un platanal que sirva de alimento para los animales silvestres. “Quiero invitar a todos a evitar la cacería y darse cuenta que es posible conservar las especies y producir cultivos, viviendo en armonía con el medio ambiente.

Alessandro Tapiero, integrante del grupo de monitoreo comentó  que, “decidimos instalar las cámaras trampas en un predio privado ya que en esa zona no se practica la cacería y contábamos con cultivos que sirven de alimento para animales, esto nos permitió el registro de más de 500 fotos y videos de una gran diversidad de fauna silvestre que nos motiva a seguir conservando, y a sensibilizar a la comunidad aledaña para que protejamos esa interconexión entre bosques, los recuperemos y cuidemos nuestra Serranía de Peñas Blancas”, sostuvo.

Los resultados obtenidos en la zona sur del departamento permiten a la autoridad ambiental del Huila conocer la interacción de las especies silvestres fuera de las áreas boscosas, registros a partir de los cuales puede demostrarse la tolerancia y adaptación de las especies silvestres al cambio de uso de suelo, por lo tanto, las zonas de amortiguación de las áreas protegidas y las unidades productivas proporcionan alimento para su supervivencia, logrando equilibrio con los demás recursos disponibles.

Además, los registros del fototrampeo permiten adoptar y desarrollar estrategias que promuevan en las comunidades prácticas de mejora de sus unidades productivas, reduciendo así las amenazas para la diversidad de especies que se constituyen en indicadoras de la alta abundancia de biodiversidad del área protegida.

Visto 94 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.