Domingo, 24 Marzo 2019 00:00 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 

Marcos Molina, quien lleva una carrera bien cimentada por la conquista de la alcaldía de Oporapa, carrera que inició en 2011 cuando alcanzó un guarismo de 1.400 votos. Luego en 2015 obtuvo 2.300 votos.

Hoy, su trabajo se enfoca a recordarles a sus amigos que la tercera será la vencida y por eso no baja la guardia por mantener la expectativa vigente.

Con la sencillez que lo caracteriza, el don de gente que cautiva a la comunidad y la sinceridad como expone su proyecto de gobierno a los oporapenses, le acumulan réditos que se verán reflejados en las elecciones del 27 de octubre próximo.

Marcos Molina, conservador de principios, señala que, el aval lo recibirá el 15 de abril, de acuerdo a lo calendado por las directivas de ese partido en el orden departamental. Es el único candidato por ese partido para la alcaldía de Oporapa.

De acuerdo con el señor Molina, el reto en el gobierno que inicia el 1 de enero de 2020 es muy grande, por cuanto deberá enfrentar una difícil situación de orden financiero del municipio, atender las carencias de los campesinos en temas viales, el saneamiento básico tanto en lo rural, como en lo urbano.

Pero bien, hoy está trabajando con su presencia en las comunidades, recordándoles que vuelve a aspirar a la alcaldía, sin la presión de convencerlos, porque la campaña la ha hecho con responsabilidad desde 2011.

Visto 735 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.