Martes, 12 Noviembre 2019 00:00 Escrito por

 

Tras ser obligados a salir de los lugares que habitaban en el municipio de Juradó, por grupos armados ilegales que se enfrentaron en la región, 1.644 indígenas que integran 333 familias de varias comunidades, decidieron retornar a sus territorios, unos por su propia cuenta y otros con el acompañamiento de la Unidad para las Víctimas y los entes territoriales. Estos últimos se programaron para los días 12 al 14 de noviembre.

 

La decisión del retorno acompañado por el Estado fue tomada el 4 de octubre pasado, durante el tercer Comité Territorial de Justicia Transicional que se realizó para analizar el caso.

 

En dicho Comité  quedó garantizada la seguridad del retorno con la presencia constante de la tropa de la infantería de marina, que ha evitado durante semanas que se presenten situaciones adversas que pudieran impedir el regreso de las comunidades ubicadas en Dos Bocas.

 

El mayor jefe de operaciones del Batallón 23 de Infantería de Marina recalcó en el tercer CTJT, ante el cabildo mayor indígena Rumaldo Dovisabe, que no los dejarán solos después del retorno.

 

La seguridad, junto a la voluntariedad expresada por la comunidad y la dignidad de las condiciones para vivir, son los tres principios que se deben cumplir para que una comunidad retorne en condiciones adecuadas.

Visto 864 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.