Miércoles, 05 Septiembre 2018 00:00 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 

Las manifestaciones de Edgar Muñoz Torres, Sandra Hernández  Rincón y Cristian Fabián Pizzo Escalante, de postular sus candidaturas a la alcaldía de Pitalito, los tres del partido conservador, pone a las directivas de ese partido a tirar las cartas para expedir el aval para su inscripción oficial.

El trabajo que ha venido realizando Edgar Muñoz, con alguna intensidad en varios sectores de la población, exponiendo su interés en mantenerse vigente como candidato, la fuerte presión que ejerce con directivos del partido conservador para que le den el aval, lo ha llevado hoy a tener la confianza de algunos líderes del orden local y pone los ases en Bogotá con la dirección nacional para obtener su beneplácito.

Muños Torres, aunque dice que es conservador, recordemos que en las últimas elecciones estuvo avalado por el partido ASI, del que salió a raíz de su aspiración a la Cámara de Representantes cuando se inscribió como conservador y luego dijo que no.

Sandra Milena Hernández, a quien la mayoría de los laboyanos señala como oriunda de Acevedo, asegura que es natural de Pitalito, pero creció en San Adolfo en la finca de su padre, don Jeremías Hernández, trabaja con líderes comunales, amas de casa y dirigentes, con el fin de consolidar su proyecto político a la alcaldía de Pitalito.

Ella, diputada, expresidenta de la Asamblea del Huila, integrante del directorio conservador del Huila, amiga del Representante Jaime Felipe Lozada, amiga de la Senadora Esperanza Andrade, aparentemente tendría la primera opción de aval por el partido conservador. Sin embargo, nadie sabe mucho de qué estará pensando el presidente de la Dirección Nacional de esa colectividad, Hernán Andrade.

Cristian Fabián Pizzo Escalante, ex gerente de las Empresas Públicas de Pitalito, un profesional que hizo un buen trabajo como ejecutivo de esa entidad, amigo del ex alcalde Pedro Martín Silva y de la Senadora Esperanza Andrade, la tiene un poco más difícil. Pues el hecho de no haber acompañado a Marta Lucía Ramírez en el Consulta conservadora – él lo hizo con Fajardo-, le trae algún distanciamiento de los dirigentes de su colectividad.

Lo cierto es que los tres ahora, se acercaron a Carlos Ramiro Chávarro, seguramente para ofrecerle respaldo en su interés de conquistar la gobernación y a ver qué puede hacer por el tema del aval.

Visto 597 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.