Martes, 23 Junio 2020 06:05 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Jesucristo hombre

Sobre la figura del trono había una semejanza, como de un hombre sentado en él.

Por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte.

Estuve muerto, pero vivo por los siglos de los siglos.

Cristo, habiendo resucitado de los muertos, ya no muere; la muerte no se enseñorea más de él.

 ¿Pues qué, si vierais al Hijo del hombre subir a donde estaba primero?

Esta fuerza operó en Cristo, resucitándolo de los muertos y sentándolo a su derecha en los lugares celestiales,

Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la divinidad.

Aunque fue crucificado en debilidad, vive por el poder de Dios. Y también nosotros somos débiles en él, pero viviremos con él por el poder de Dios para con vosotros.

Ez. 1: 26   I Tim. 2:5   Fil. 2:7,8   Heb.2:14   Ap.1:18   Ro.6:9   Jn.6:62   Ef.1:20   Col..2:9    II Cor.13:4

Visto 177 veces Modificado por última vez en Martes, 23 Junio 2020 02:08

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.