Miércoles, 17 Febrero 2021 03:19 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Santidad, sin la cual nadie verá al Señor

 

Respondió Jesús y le dijo: En verdad, en verdad te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios.

Jamás entrará en ella nada inmundo, ni el que practica abominación y mentira.

No hay defecto en ti.

Habla a toda la congregación de los hijos de Israel y diles: “Seréis santos porque yo, el SEÑOR vuestro Dios, soy santo”.

Como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais en vuestra ignorancia, sino que así como aquel que os llamó es santo, así también sed vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: SED SANTOS, PORQUE YO SOY SANTO. Y si invocáis como Padre a aquel que imparcialmente juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor durante el tiempo de vuestra peregrinación;

En cuanto a vuestra anterior manera de vivir, os despojéis del viejo hombre, que se corrompe según los deseos engañosos, y que seáis renovados en el espíritu de vuestra mente, y os vistáis del nuevo hombre, el cual, en la semejanza de Dios, ha sido creado en la justicia y santidad de la verdad.

Nos escogió en El antes de la fundación del mundo, para que fuéramos santos y sin mancha delante de El. En amor

Heb.12:14   Jn.3:3   Ap. 21:27   Cant.4:7   Lev. 19:2   I P 1:14-17   Ef.4:22-24;  1:4

Visto 65 veces Modificado por última vez en Miércoles, 17 Febrero 2021 03:27
Más en esta categoría: « Pedid al Padre Obrando por amor a Él »

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.