Sábado, 13 Febrero 2021 12:56 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Dios vive en nosotros

 

Permaneced en mí, y yo en vosotros

Con Cristo he sido crucificado, y ya no soy yo el que vive, sino que Cristo vive en mí; y la vida que ahora vivo en la carne, la vivo por fe en el Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

Porque yo sé que en mí, es decir, en mi carne, no habita nada bueno; porque el querer está presente en mí, pero el hacer el bien, no. ¡Miserable de mí! ¿Quién me libertará de este cuerpo de muerte? Gracias a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que yo mismo, por un lado, con la mente sirvo a la ley de Dios, pero por el otro, con la carne, a la ley del pecado.

 Y si Cristo está en vosotros, aunque el cuerpo esté muerto a causa del pecado, sin embargo, el espíritu está vivo a causa de la justicia.

   

Si en verdad permanecéis en la fe bien cimentados y constantes, sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído.

 Ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados.

 El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.

Jn.15:4   Gal.2:20   Ro.7:18,24,25;  8:10   Col. 1:23   I Jn.2:28; 2:6

Visto 26 veces Modificado por última vez en Domingo, 14 Febrero 2021 02:05