Martes, 26 Enero 2021 08:04 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Anhelamos recibir al Salvador

 

En verdad, Dios ha manifestado a toda la humanidad su gracia, la cual trae salvación y nos enseña a rechazar la impiedad y las pasiones mundanas. Así podremos vivir en este mundo con justicia, piedad y dominio propio, mientras aguardamos la bendita esperanza, es decir, la gloriosa venida de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo. Él se entregó por nosotros para rescatarnos de toda maldad y purificar para sí un pueblo elegido, dedicado a hacer el bien.

Pero, según su promesa, esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva, en los que habite la justicia.  Por eso, queridos hermanos, mientras esperan estos acontecimientos, esfuércense para que Dios los halle sin mancha y sin defecto, y en paz con él.

Cristo fue ofrecido en sacrificio una sola vez para quitar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, ya no para cargar con pecado alguno, sino para traer salvación a quienes lo esperan.

En aquel día se dirá: «¡Sí, éste es nuestro Dios; en él confiamos, y él nos salvó! ¡Éste es el Señor, en él hemos confiado;    regocijémonos y alegrémonos en su salvación!»

 Fil. 3:20   Tit.2:11-14   II P.3:13,14   Heb.9:28   Is.25:9

Visto 196 veces Modificado por última vez en Martes, 26 Enero 2021 13:10

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.