Domingo, 17 Enero 2021 05:00 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Siervo de Cristo Jesús

 

Vosotros me llamáis Maestro y Señor; y tenéis razón, porque lo soy.

Si alguno me sirve, que me siga; y donde yo estoy, allí también estará mi servidor; si alguno me sirve, el Padre lo honrará.

Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y HALLAREIS DESCANSO PARA VUESTRAS ALMAS.

Porque mi yugo es fácil y mi carga ligera.

Pero todo lo que para mí era ganancia, lo he estimado como pérdida por amor de Cristo.

Pero ahora, habiendo sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como resultado la vida eterna.

Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque os he dado a conocer todo lo que he oído de mi Padre.

Por tanto, ya no eres siervo, sino hijo; y si hijo, también heredero por medio de Dios.

Para libertad fue que Cristo nos hizo libres; por tanto, permaneced firmes, y no os sometáis otra vez al yugo de esclavitud.

Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; sólo que no uséis la libertad como pretexto para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros.

Ro.1:1   Jn.13:13; 12:26   Mt.11:29,30   Fil.3:7   Ro.6:22   Jn.15:15    Gal.4:7;  5:1,13

Visto 394 veces Modificado por última vez en Sábado, 16 Enero 2021 14:21