Lunes, 28 Diciembre 2020 05:00 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El Señor me ayuda. Él es mi sostén

Ciertamente engaño son las colinas, y el tumulto sobre los montes; ciertamente, en el SEÑOR nuestro Dios está la salvación de Israel.

El SEÑOR es mi roca, mi baluarte y mi libertador; mi Dios, mi roca en quien me refugio; mi escudo y el cuerno de mi salvación, mi altura inexpugnable.

Clama y grita de júbilo, habitante de Sion,
 porque grande es en medio de ti el Santo de Israel.

El ángel del SEÑOR acampa alrededor de los que le temen, y los rescata.

Claman los justos, y el SEÑOR los oye, y los libra de todas sus angustias.

El eterno Dios es tu refugio, y debajo están los brazos eternos

De manera que decimos confiadamente: EL SEÑOR ES EL QUE ME AYUDA; NO TEMERE. ¿QUE PODRA HACERME EL HOMBRE?

Pues, ¿quién es Dios, fuera del SEÑOR? ¿Y quién es roca, sino sólo nuestro Dios, el Dios que me ciñe de poder, y ha hecho perfecto mi camino?

Pero por la gracia de Dios soy lo que soy.  

Sal.18:18   Jer.3:23   Sal.18:2   Is.12:6   Sal.34:7,17   Dt.33:27   Heb.13:6   Sal.18:31,32   I Co.15:10

Visto 515 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.