Jueves, 10 Diciembre 2020 05:14 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

No debemos proveer para la carne para no despertar su lujuria

Versículos de la Biblia

Romanos 13:13-14  Andemos como de día, honestamente; no en juergas y borracheras, no en fornicaciones y lascivias, no en contiendas y envidia, sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para la carne a fin de satisfacer sus concupiscencias.

Palabras del ministerio Cristo Mi Salvación

La sociedad actual anda en tinieblas y está llena de maldad; ella ofrece una abundante provisión para la carne.

Consideremos, por ejemplo, los periódicos o revistas  amarillistas con sus fotografías y propagandas. No creo que nadie sea tan espiritual no sea afectado al ver una fotografía pecaminosa publicada en esos periódicos o revistas.

Su experiencia misma puede testificar que cuando ha visto algunos anuncios y fotos malignas en los periódicos y revistas, su carne fue estimulada. Las carteleras del cine son una provisión para la carne, y la televisión también la utiliza el enemigo para alimentar a la carne hambrienta.

Uno  no puede seguramente actuar de legalista como para decir que los cristianos no deben ver televisión, pero mejor revisar contenidos, seleccionar canales y alejarse de lo que pueda hacernos daño. No piense usted que es tan fuerte que nada puede afectarlo.

Supongamos que cerca hay un pozo muy profundo. Si no quiero caer en el pozo, debo alejarme y no caminar cerca de él; pero, si insisto en andar cerca de dicho pozo, aunque hoy tal vez no caiga en él, es probable que en un futuro pueda caer. Por lo tanto, es mejor protegerme y permanecer lejos del pozo.

De igual manera, es peligroso ver televisión si no estamos atentos a vigilar esos contenidos malsanos, novelas, farándula, entre muchos.

Si usted desea ver la televisión, debe orar:

 “Señor, ve la televisión conmigo. Sé uno conmigo en mi espíritu y ve la televisión conmigo”.

 Si usted ora de esta manera, es posible que esté bien que la vea; de otro modo, tal vez sería mejor que no lo hiciera.

En todo caso, la televisión ha sido un poderoso medio por el cual el enemigo ha hecho provisión para la carne, y muchas cosas malignas han ocurrido por causa de su influencia.

Visto 272 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.