Miércoles, 25 Noviembre 2020 02:48 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Somos redimidos por Su Sangre

Pondrá su mano sobre la cabeza del holocausto, y le será aceptado para hacer expiación por él.

Y bien saben ustedes que, para liberarlos, no pagó él con cosas que pueden destruirse, como el oro y la plata; al contrario, pagó con la sangre preciosa de Cristo. Cuando Cristo murió en la cruz, fue ofrecido como sacrificio, como un cordero sin ningún defecto

Cristo hizo suyos nuestros pecados, y por eso murió en la cruz.

Dios hizo todo eso para que lo alabemos por su grande y maravilloso amor. Gracias a su amor, nos dio la salvación por medio de su amado Hijo.

Ustedes son piedras vivas que Dios está usando para construir un templo espiritual. Así que acérquense al Señor…Además, ustedes son sacerdotes especiales, y por medio de Jesucristo le ofrecerán a Dios los sacrificios que a él le agradan.

Por eso, hermanos míos, ya que Dios es tan bueno con ustedes, les ruego que dediquen toda su vida a servirle y a hacer todo lo que a él le agrada. Así es como se debe adorarlo.

Dios puede cuidarlos para que no hagan el mal, y también tiene poder para que ustedes puedan presentarse sin pecado ante él cuando regrese. Se presentarán ante él llenos de alegría, y limpios y sin mancha como un vestido nuevo.

Por eso, alaben a Dios nuestro Salvador y reconozcan su grandeza, poder y autoridad, pues él nos envió a nuestro Señor Jesucristo. Alabémosle por todo esto ahora y siempre.

Lev.1:4   I P 18,19; 2:24   Ef.1:6   I P 2:5   Ro.12:1   Judas 24,25

Visto 625 veces Modificado por última vez en Domingo, 22 Noviembre 2020 13:48