Domingo, 22 Noviembre 2020 06:30 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

En todo adornen la doctrina de Dios, nuestro Salvador

Os ruego que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo.

Absteneos de toda especie de mal.

Si sois ultrajados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, por lo que hace a ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado. Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, ladrón o malhechor, o por entrometerse en lo ajeno;

Para que seáis irreprochables y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como lumbreras en el mundo.  

Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

Nunca se aparten de tila misericordia y la verdad: átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón. y hallarás gracia y buena opinión ante los ojos de Dios y de los hombres.

Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

Tito 2:10   Fil.1:27   I Ts.5:22   I P 4:14,15   Fil.2:15   Mt.5:16   Pr.3:3,4   Fil.4:8

Visto 361 veces Modificado por última vez en Domingo, 22 Noviembre 2020 03:48