Domingo, 26 Noviembre 2017 00:00 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Al que a mí viene, no lo echo fuera.

Y cuando él clame a mí, yo le oiré, porque soy misericordioso.

Aun con todo esto, cuando ellos estén en tierra de sus enemigos, yo no los desecharé, ni los abominaré hasta consumirlos, invalidando mi pacto con ellos, porque yo, Jehová, soy su Dios.

Antes bien, yo tendré memoria de mi pacto que concerté contigo en los días de tu juventud, y estableceré contigo un pacto eterno.

Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: aunque vuestros pecados sean como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; aunque sean rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.

Deje el impío su camino y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.

Señor, acuérdate de mí cuando vengas en tu Reino.  Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.

No quebrará la caña cascada ni apagará el pábilo que se extingue.

Jn.6:37  Ex.22:27  Lev.26:44  Ez.16:60  Is.1:18; 55:7  Lc.23:42,43  Is.42:3

Visto 447 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.