Sábado, 15 Diciembre 2018 00:00 Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 

Sus padres Erika Tatiana Gómez Ordóñez y Fabián Toro, su hermanito, un niño de dos meses de vida, sus compañeritos del grado tercero de la Winnipeg, su profesora rectora Yina Vargas, tíos, primos, allegados y amigos de ambas familias, se encuentran compungidos por la trágica desaparición de la niña Ana María Toro Gómez.

Ella, de 8 años de edad, caminaba ayer por un costado de la vía Pitalito – Acevedo -, a la altura de la vereda Higuerón, cuando fue atropellada por un vehículo tipo automóvil.

Las causas son investigadas por las autoridades competentes, que se encargarán de esclarecer el siniestro.

Ana María, alegre, con su sonrisa a flor de labios, tenía como todo niño de su edad, sueños e ilusiones que compartía con sus primos y compañeros de juegos y de estudio y en estas vacaciones, con su madre quien vive en Popayán y estaba de regreso para encontrarse con su niña.

El dolor embarga a la familia Ordóñez Espinosa, muy cercana de Ana María.

A los profesores Elmer Noriel, Damir y Robert Ordóñez Espinosa y a toda su familia, revistalaregion.com extiende la voz de solidaridad en estos momentos difíciles para el ser humano y elevamos una oración al Cielo por la paz en el corazón de cada uno. Dios los bendiga y les de fortaleza.

Visto 1222 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.