All for Joomla All for Webmasters
09 Enero

Las promesas de Dios para los que confían en Él

Escrito por 

 

No deis, pues, lugar a que se hable mal de vuestro bien.

Absteneos de toda especie de mal.

Procurando hacer las cosas honradamente, no solo delante del Señor sino también delante de los hombres.

Esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos.

Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, ladrón o malhechor, o por entrometerse en lo ajeno; pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello.

 Vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros.

Pero procurad que esta libertad vuestra no venga a ser tropezadero para los débiles.

   A cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgara al cuello una piedra de molino de asno y que se le hundiera en lo profundo del mar.

De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.  

Ro.14:16  I Ts. 5:22 II Co.8:21  I P. 2:15;4:15,16  Gal.5:13  I Co.8:9  Mt.18:6; 25:40

Visto 213 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Su opinión
Escriba su comentario