All for Joomla All for Webmasters
14 May

Éxito en feria del libro de Pitalito.

Escrito por  GERARDO MENESES CLAROS

 

Este domingo en la noche terminó La Feria del Libro de Pitalito en su segunda versión con un resultado más que satisfactorio. Los laboyanos acudieron a los eventos, las charlas, los conversatorios y a los puestos de venta de las reconocidas casas editoriales que hacen presencia en la plazoleta central de eventos de la Cámara de Comercio en la ciudad.

Alfredo Molano, Gustavo Álvarez Gardeazábal, Verónica Samper, Albeiro Echavarría, Edgar Artunduaga, Isaías Peña, son algunos de los nombres que desfilaron por la presente versión de la feria del libro de Pitalito. El público los escuchó, gozó con sus relatos y anécdotas, escuchó atento sus planteamientos y disfrutó los eventos en los que cada uno tuvo la oportunidad de participar.

“Hace muchos años me picó el bicho por Pitalito; estar aquí se lo debo a estos grandes amigos que hacen de la cultura su vida. Hoy me voy para Bruselas a degustar esa delicia de café que tienen ustedes” expresó el novelista Álvarez Gardeazábal, quien la noche del viernes en un entretenido diálogo con el escritor Gerardo Meneses, hizo reír a los asistentes con su irreverencia y su extraordinario manejo  de los temas del país. Sus libros “Cóndores no entierran todos los días” y “La misa ha terminado”, fueron los más vendidos. El domingo en la tarde, en medio del Festival Infantil, espacio dedicado exclusivamente a los niños y jóvenes, Gardeazábal llegó a la Feria y con micrófono en mano invitó a los laboyanos a que se acercaran al puesto de venta de su casa editorial y llevaran sus libros autografiados. Fue una hora exacta de contacto con su público y sus lectores

Desde el jueves en la tarde, con la presencia del sociólogo y cronista Alfredo Molano Pitalito conoció de primera mano su experiencia en torno a los años que le ha dedicado a estudiar la violencia y el conflicto armado del país. “Gracias, Pitalito, gracias a los maestros y los niños de Charguayaco; eso es hacer patria” –nos dijo a su regreso de la Biblioteca del colegio Charguayaco. Molano, en conversación con el periodista Olmedo Polanco habló del país, de los indígenas, de los campesinos y de esa otra Colombia que tanto desconocemos. “Qué bueno ver tanta gente joven en este recinto” –expresó al concluir su intervención.

Por su parte los escritores de literatura infantil Verónica Samper y Albeiro Echavarría, gozaron con la presencia de los niños, maestros y demás público en la charla “Dos voces de la literatura infantil en Colombia” en la que con la más genuina naturalidad respondieron las preguntas de los pequeños, profundizaron sobre temas de educación, le hablaron a los padres de familia y dejaron en todos la alegría de la lectura en los primeros años. “Yo creía que Pitalito era una cosita chiquita, un pueblito; esto es una señora ciudad” –expresó Verónica Samper.

“Cuando llegué al colegio San Juan de Laboyos, los niños me esperaban con sombrillas de colores, como si fueran los personajes de mi novela. Eso enternece a cualquiera” –contó Albeiro emocionado en La Escuela Normal donde se reunió con los chicos mayores que habían leído sus novelas El muchacho de la boina blanca y La niebla no pudo ocultarlo.

El sábado a la noche, en una entretenida charla con el periodista Édgar Artunduaga, los asistentes gozaron de los recuerdos del Pitalito viejo en el merecido homenaje a los maestros Isaías Peña, Antonio Correa Losada, Benhur Sánchez y a don Teófilo Carvajal. Al fondo de la sala, sin querer llamar la atención, un Gardeazábal atento escuchaba la conversación. Artunduaga, viejo amigo suyo, no desaprovechó la oportunidad para ir a buscarlo y entablar también una charla con él.

En la mañana del sábado, con la presencia de la ceramista Cecilia Vargas se desarrolló “Gabo de barro en las mejores voces”, a propósito de la chiva Expreso Macondo. Luego, en los puestos de venta los laboyanos acudían a comprar lo mejor de la literatura, especialmente seleccionado para la presente versión de la feria.

El cierre de eventos académicos estuvo a cargo de los periodistas Víctor Manuel Ortíz y Melquisedec Torres quienes entablaron una amena conversación con cinco autores laboyanos que presentaron sus escritos en antropología, educación, novela e historia. También para ellos hubo un puesto de venta denominado Voces Locales.

Terminó la Feria 2018, una feria que, de acuerdo con sus organizadores, ya tiene la tercera versión pensada para el 2019. Educar, Panamericana, Norma, Unaula, caza de Libros, Dislectura, entre otros sellos han hecho parte de esta fiesta del libro, la palabra y el encuentro familiar y con los amigos, en torno a los libros.

Visto 86 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Su opinión
Escriba su comentario